Archivo mensual: mayo 2009

Más perdido que el teniente Bello

El teniente 1º Alejandro Bello Silva (Fuente: Wikipedia-Memoria Chilena)

El teniente 1º Alejandro Bello Silva (Fuente: Wikipedia-Memoria Chilena)

Ayer, como algunos me habrán visto, estuve con mi marido participando en el programa “Gigantes con Vivi” y fue la mismísima Vivi Kreutzberger quien me sugirió este post.

Andar “más perdido que el teniente Bello” es una frase que se usa para quienes están algo desubicados, distraídos, perdidos o equivocaron la ruta.

Tiene su origen en una historia trágica y su protagonista ya es un personaje del inconciente colectivo de los chilenos. Los detalles y datos los obtuve de la Wikipedia.

El teniente 1º Alejandro Bello Silva fue un aviador chileno, nieto del destacado humanista Andrés Bello (dato que hasta ahora yo desconocía).

El 9 de marzo de 1914, el teniente Bello debía efectuar un examen para poder conseguir el título de piloto militar. Debía realizar el circuito en la zona central de Chile para ser aprobado, pero el teniente Bello se perdió y nunca volvió. Hasta el día de hoy no hay rastro de sus restos.

Anuncios

Raja

En Chile, esta palabra tiene varios significados. Es un poco “fuerte” decirla en una situación formal, no llega a ser grosería. Según el contexto es positiva o negativa, la verdad que a veces es muy sutil la diferencia.

En la RAE se dan varios significados de “raja“, que tienen que ver con el origen de estos chilenismos.

Uno de ellos se refiere al “trasero”. “Pasarse algo por la raja” es que algo no importa, tiene poca importancia o se ignora.

Como explicamos anteriormente, también existe la expresión “fresco de raja”, o sea, alguien desvergonzado, patudo o que se ha sobrepasado de los límites.

Que a alguien “le vaya la raja” es que le va muy bien, pero que le vaya “como la raja” es malo. También se puede decir “la raja” o “a toda raja” cuando algo es excelente.

Raja también podría ser suerte: alguien “rajudo” es alguien con mucha suerte (lo pronunciamos “raju’o”), pero tener “mala raja” es tener mala suerte.

“Estar raja” es estar muy cansado, pero “estar la raja” es estar muy bien. “Ir rajado” es ir muy rápido.

Este post fue inspirado por Silvia Melgar, quien es peruana y vive en Chile hace 20 años. A ella le pasó una anécdota con esta palabra que explicamos, puesto que pidió “10 rajas de jamón”. Por supuesto que las personas alrededor quedaron un poco sorprendidas de que usara una palabra un poco “fuerte”, puesto que, como describe ella muy bien, “después se enteró que la raja es la raya del poto“.