Archivo mensual: diciembre 2008

Matute, matutero

El origen de esta denominación no la sé ahora la sé gracias a Héctor Veliz Meza: “La palabra matute surgió del vocablo castellano matutino, porque antiguamente el contrabando se hacía en las primeras horas de la mañana”, pero consulté “al master” y cita en su Ficha Pop:

Directorio de matuterosMATUTERO: Desde épocas inmemoriales se le llama “matute” al contrabando o a las especies robadas o de procedencia ilegal que son trasladadas para ser vendidas en otros lugares. El coa también se encargó de llamar “matutero” a la persona que comercia en poca cantidad. Zonas Francas, Puertos Libres, Aduanas y fronteras son la flor del “matute” y el palacio de los “matuteros”.

Por extensión se llama, entonces, “matute” a los productos que se comercializan por venta directa, por catálogo o que son llevados a las oficinas (la mayoría de las veces a escondidas).

En la foto, la página Matute: directorio de matuteros, donde registro personas que venden productos para ayudarles a difundirlos.

Condoro

Cometer un error es “mandarse un condoro”, también es sinónimo de embarrada.

Alguien que suele “meter la pata” es “condoriento”.

Había años atrás un programa que se llamaba TV Condoro, que gracias a la “magia de YouTube” 😛 podemos rememorar.

Cecina

Ésta es otra palabra que me he sorprendido de que sea chilena.

Como siempre, Antonio Molero con su constate interés por discutir sobre el habla iberoameriana, me escribió un correo electrónico preguntándome si con “cecinas” nos referíamos a los embutidos.

Cecina incluye todo, hasta el jamón, el que también es llamado popularmente “chancho” junto con la mortadela, es decir, “quiero pan con chancho” es pedir pan con jamón o mortadela.

Eso sí, el jamón serrano no es llamado cecina, al parecer se asocia a aquellas que se pueden laminar y/o que son de menor calidad. Tampoco el paté.

Acá las fábricas que hacen todo tipo de embutidos usan el nombre cecinas, como “Cecinas San Jorge”, y se entiende que incluye el jamón…